CloudHibrido

Muchas de las organizaciones que cuentan con un centro de datos, buscan flexibilidad para desplegar más recursos de tecnologías de la información sin comprometerse en inversiones a largo plazo. Esto puede ser debido a diversos factores, como picos de trabajo, incertidumbre en los proyectos o disponibilidad temporal de recursos económicos.

Servicio en la nube dedicado (Dedicated Cloud Service): la opción más cara que incluye servidores dedicados, una red privada (normalmente aislada a nivel de la 2ª capa de red), recursos de almacenamiento dedicados y herramientas propias de gestión de la infraestructura.
Nube privada virtual (Virtual Private Cloud): En este caso se pueden compartir servidores, recursos de red y almacenamiento con otros clientes, encontrándose el entorno de virtualización aislado del resto de clientes a nivel lógico.
Normalmente los elementos de infraestructura sobre los que se tiene control pertenecen a uno de los siguientes grupos:
Centros de datos virtuales: formados por una red privada y un gateway al exterior que puede ser configurado con VPN.
Máquinas virtuales: creadas sobre los recursos asignados a la nube privada (Private Cloud).
Redes: pueden contar con distintos elementos virtualizados equivalentes a los encontrados en las redes físicas (gateway, routers, balanceadores de carga, etc).
Este tipo de servicios normalmente presenta al cliente con dos tipos de portales para acceder a las funciones contratadas:
Portal de administración de clientes: su principal objetivo es presentar un interfaz para gestionar pagos, licencias, servicios contratados, estado de los servicios…
Consola de administración de la nube: gestión específica de los elementos que forman la nube. Permite llevar un control de políticas de acceso, consumo de recursos y configuración de los distintos elementos virtuales (centros de datos, redes o instancias).
La mayoría de  los servicios híbridos en la nube (Hybrid Cloud) proporcionan mecanismos para poder realizar migraciones de instancias e imágenes de máquinas virtuales entre nuestro centro de datos físico y el centro de datos virtual en la nube.

 Un “Cloud” híbrido es un servicio “Cloud” integrado que utiliza “Cloud” tanto externos como privados para resolver diferentes funciones dentro de una misma organización. Todos los servicios “Cloud” deberían ofrecer un cierto grado de mejora en términos de eficiencia, pero el ahorro y la escalabilidad que ofrecen los servicios de “Cloud” público son mayores que los de los “Cloud” privados. Por lo tanto, una organización puede optimizar al máximo su eficiencia utilizando servicios “Cloud” externos para todas las operaciones que no tengan carácter crítico, y recurrir únicamente al “Cloud” privado en los casos en que sea realmente necesario, asegurándose de que todas sus plataformas queden integradas perfectamente.
Hay varias maneras de implementar modelos de “Cloud” híbridos:
Colaboración entre proveedores diferentes de servicios cloud para proporcionar servicios que combinen características de cloud externos y privado como un servicio integrado
Un paquete híbrido completo proporcionado por un único proveedor de servicios “Cloud” como Keptos.
Organizaciones que gestionan sus propios “Cloud” privados que contratan a su vez un servicio de “Cloud” externo y lo integren posteriormente en sus infraestructuras.
En la práctica, una empresa podría implementar un servicio de hosting “Cloud” híbrido para alojar su web de comercio electrónico dentro de un “Cloud” privado, pero sus folletos en un “Cloud” externo, que resulta más económico (y donde la seguridad es un aspecto menos prioritario).

Otra alternativa es optar por el modelo de Infraestructura como Servicio (IaaS, Infrastructure as a Service). Por ejemplo, una entidad financiera podría aplicar el modelo de cloud híbrido alojando los datos de sus clientes en un cloud privado, pero permitiendo la colaboración sobre los documentos de planificación de proyectos en el cloud externo, a través de la cual muchos usuarios distintos podrán acceder a ellos desde el lugar que prefieran.

Una configuración de “Cloud” híbrido, por ejemplo para hosting híbrido, puede ofrecer a sus usuarios las siguientes características:

Escalabilidad: aunque no cabe duda de que los “Cloud” privados ofrecen un cierto grado de escalabilidad, dependiendo de la configuración de que se trate (por ejemplo, de si está alojado internamente o externamente), los servicios “Cloud” públicos ofrecen escalabilidad con unas fronteras menos delimitadas, ya que los recursos proceden de la amplia infraestructura del “Cloud” externo. Trasladando al “Cloud” público tantas funciones no críticas como sea necesario, la organización podrá beneficiarse de las ventajas en términos de escalabilidad que proporciona al “Cloud” externo y a la vez reducir la demanda ejercida sobre la infraestructura “Cloud” privado.
Economía: una vez más, es mucho más probable que un “Cloud” público proporciona mayores ahorros de escala (como la gestión centralizada), y por tanto suponga un mayor ahorro económico, que un “Cloud” privado. Por lo tanto, el “Cloud” híbrido permite a las organizaciones beneficiar de esos ahorros en tantas funciones del negocio como sea posible, y a la vez mantener la seguridad para sus operaciones más críticas.
Seguridad: el componente de “Cloud” privado dentro de un modelo de “Cloud” híbrido no sólo aporta la seguridad necesaria para las actividades más críticas, sino que además facilita el cumplimiento de la normatividad aplicable en materia de manejo y almacenamiento de datos.
Flexibilidad: poder disponer tanto de un recurso seguro de naturaleza privada como de un recurso público escalable y más económico brinda a las organizaciones mayores oportunidades a la hora de explorar distintos planteamientos para su operativa diaria.

Keptos es pionero en el sector y tiene una profunda experiencia. Sabemos cómo desempeñar el papel de socio estratégico: el de aquel que pone sobre la mesa la visión más vanguardista del sector y que contribuye de forma proactiva a desarrollar las estrategias comerciales de TI de los clientes. Contamos con una de las infraestructuras mejor administrada de México, que nos ha llevado a lograr considerables ahorros y que nosotros transferimos a nuestros clientes. Además, podemos optimizar métodos, herramientas, procesos y capital intelectual de primer orden para crear elevados niveles de servicio. Nuestros excelentes profesionales de TI y nuestra habilidad para potenciar el capital intelectual nos ha convertido en uno de las más respetada empresas de informática del sector.
Contacto